El Super Bowl se convirtió en el evento más esperado de los productores mexicanos de salsas picantes, chiles jalapeños en conserva y totopos, quienes ven un pico de venta y consumo por los aficionados al futbol americano en Estados Unidos.

“Se está vendiendo mucha salsa, especialmente de guacamole, para el acompañamiento de los totopos. Ahí es donde vemos el incremento importante durante el Super Bowl”, dice Jonás Murillo González, director general de la  Cámara Nacional de la Industria de Conservas Alimenticias (Canainca). 

Hay tres empresas que reportan una alta venta y consumo de chile jalapeño en conserva durante la semana del Super Bowl, explica a Forbes México.

“El impacto del Super Bowl es inmenso y está desde que se hizo la magnífica campaña del fomento del guacamole en Estados Unidos”, agrega el representante empresarial. 

En Estados Unidos, el producto mexicano como las salas, chiles jalapeños, frijoles, aderezos y totopos se fue a las nubes, y dejó una ola que ha provocado una base de crecimiento año con año en Estados Unidos y en el resto del mundo, expresa. 

“La comida mexicana está de moda y por suerte tenemos productos de alta calidad e innovación, cada vez estamos conquistando los mercados internacionales”, afirma.

Agrega que la comida mexicana está de moda en eventos deportivos como el Super Bowl , pero “desde que se declaró como patrimonio inmaterial de la humanidad fue un impulso fuerte y del conocimiento del mundo”.

“Cualquier evento que haga que se conozcan más los productos mexicanos en el extranjero y se consuman más los productos es bueno para la industria”, detalla. 

Estados Unidos es un mercado maduro para la venta de salsas, chile jalapeño y totopo, y sigue habiendo crecimiento por el inmenso consumo, apunta.

De toda la producción de la Cámara Nacional de la Industria de Conservas Alimenticias de salsas, chiles y totopos, el 15% se exporta a Estados Unidos, Europa, Sudamérica y Asia.

La edición LVIII del Super Bowl se disputará este domingo en Las Vegas, Nevada. La oficina de la NFL ha documentado que hay 45 millones de fans en México y más de 69 millones de personas “saben, conocen e identifican” a la liga, sin que los haga aficionados a la competición o al futbol americano.