Laurent Simons es un niño genio de 11 años que se graduó con mención honorífica como físico en la Universidad de Amberes, escuela de habla neerlandesa ubicada en Amberes, Bélgica, y dijo que ya lleva adelantado su plan de estudios para cursar una maestría.

Con un coeficiente intelectual de 145, el niño genio Laurent Simons se convirtió en el graduado universitario más joven del mundo, al completar una licenciatura en Física; su inspiración es el inventor Nikola Tesla, y planea investigar órganos artificiales para desarrollar un cuerpo artificial completo.

En 2019, el niño genio Laurent Simons explicó sobre su proyecto:

“Busco simular el cerebro (humano) en un chip, pero en una versión más grande. Coloco neuronas y conecto para saber qué pasa, cómo reacciona, por ejemplo, cuando se agrega un medicamento. Hablo de 10 mil células cerebrales, por lo que debo estimular 10 mil cables (para alcanzar su objetivo)”.

El niño genio Laurent Simons

  • Completó la escuela secundaria en aproximadamente un año
  • Terminó la licenciatura de tres años en tan sólo nueve meses

Cuando no está en la universidad, el niño genio Laurent Simons pasea a su perro, juega videojuegos y publica fotos en Instagram. Le siguen llegando ofertas de universidades de todo el mundo, y sus padres lo ayudan a analizar opciones, siendo Estados Unidos su próximo destino más probable.

Su padre, Alexander, no se atreve a predecir el futuro del niño genio Laurent Simons porque ha roto todas las expectativas, pero enfatizó que no hay prisa. En una entrevista otorgada a la agencia Reuters en 2019, el padre del menor explicó los campos que más le interesan a su hijo:

“La educación es como un juego para él. Realmente no tiene que estudiar. Sólo juega y está bien para nosotros. Es importante encontrar el equilibrio entre ser niño y su pasión, aunque él mismo no se dé cuenta. Es importante protegerlo, para que no diga más tarde que nunca tuvo una juventud”.

¿Cómo es la vida de Laurent Simons?

  • Empezó la primaria con 4 años
  • Pasó a la secundaria a los 6 años
  • Entró a la universidad cuando tenía 9 años

Los lunes se presentaba a clases, los martes tenía prácticas, los miércoles era día de estudio, los jueves tenía tutoría con profesores, y los viernes hacía exámenes. Su objetivo en la vida es “conseguir extender la vida” con “órganos artificiales”, actividad que “podría llegar a conseguir la vida eterna”.