En Yemen, violentos combates entre las fuerzas del Gobierno y rebeldes hutíes dejaron 70 muertos en el norte del país, donde se enfrentan por el control de la estratégica zona de Marib.

Durante las últimas 24 horas, 26 combatientes de las fuerzas leales al Gobierno de Yemen y 44 rebeldes hutíes murieron en los enfrentamientos, agregaron estos responsables, en un contexto de escalada de la violencia en este país en guerra desde hace seis años.
Desde febrero, los hutíes intentan apoderarse de la zona de Marib, rica en petróleo y uno de los últimos bastiones del Gobierno de Yemen en el norte del país.
Marib está situada a 120 kilómetros de Saná, controlada por los hutíes desde 2014.

Fuentes militares informaron de 53 muertos en los combates en la región.
Uno de los responsables dijo este domingo que los rebeldes “están lanzando ataques simultáneos” en las zonas de Kassara y Al Mashjah, al noroeste de la ciudad, y en Jabal Murad en el sur.
“Han concretado avances en los frentes de Kassara y Al Mashjah, pero han sido rechazados en el frente de Jabal Murad”
El otro responsable indicó que aviones de la coalición liderada por Arabia Saudita, que interviene desde 2015 en apoyo a las fuerzas progubernamentales de Yemen, lanzaron ataques que “destruyeron 12 vehículos militares hutíes, incluyendo cuatro tanques y un cañón”.

creditos: CNN noticias.com