Los últimos dos años fueron suficientes para que Mercedes-Benz se posicionara como la marca de lujo preferida por los mexicanos, pasando del tercer al primer puesto en ventas dentro del mercado automotriz nacional de gama alta. Entre 2017 y 2018, fueron casi 37 mil las unidades que la compañía alemana comercializó en el país logrando un crecimiento anual del 22% y del 8% respectivamente.

Pero, ¿cuál fue la estrategia para despegar de tal forma? En su visita por la agencia Mercedes-Benz Aguascalientes, Björn Gustrau director de Ventas y Productos de la compañía en México, explicó que la fórmula se dio a través de dos factores: el diseño de modelos vanguardistas y el apoyo en una red de distribuidores especializados.

“Los mismos diseños de nuestros productos han convencido a nuestros clientes potenciales de que esta marca es para todo aquel que quiera estar a  la vanguardia. Nuestra red de distribuidores ha entrado como un complemento perfecto al ofrecer atención y servicio personalizado que pocas marcas tienen”, explica el directivo.  

Para Mercedes-Benz, México se ha convertido en uno de sus principales puntos estratégicos no sólo de venta, sino también de producción. En este último sector, Aguascalientes y su Planta de Manufactura Cooperativa (COMPAS) han sido clave al fabricar más de 13 mil unidades del modelo Clase A que es enviado a Estados Unidos y Europa.

De acuerdo con Björn, este modelo es uno de los que más ha incrementado su demanda en el mundo, lo que, refiere, ha posicionado a la  industria hidrocálida en un alto nivel: “Es reflejo de que lo que viene de Aguascalientes tiene una calidad que incluso es reconocida a nivel internacional. Por eso es parte importante de nuestra estrategia de crecimiento en México y el mundo”.

Aunque los Clase A hechos en Aguascalientes son destinados al mercado de exportación, el directivo alemán no descarta que los modelos se vendan pronto al interior del país: “Esa impresionante demanda no nos permite aún distribuir los modelo en México pero esperamos tener la demanda satisfecha pronto y comenzar la comercialización de estos vehículos en México a finales del año”.

Björn resalta que los proyectos de Mercedes-Benz con México no pararán. Menciona que la compañía ha tenido resultados positivos en cada inversión realizada dentro del país, por lo que en este año nuevas oportunidades de crecimiento conjunto podrían llegar:

“Estamos felices con las inversiones que hacemos en el país no sólo en Aguascalientes sino también con nuestras plantas Freightliner (camiones). Las  cualidades de México son importantes para nuestra estrategia global, por lo que seguiremos generando proyectos con el país”.

 

VÍA: Líder empresarial