Este movimiento trata de mostrar las ‘imperfecciones’, visibilizar la realidad y, sobre todo, favorecer la autoestima y el amor propio

Las redes sociales, la publicidad o el tallaje de la ropa son solo algunos de los estímulos que nos rodean y que nos dictan los estándares de belleza tradicionales. Un exigente y exclusivo canon, basado en las medidas 90-60-90, que provoca la ansiedad, frustración y rechazo de millones de mujeres de todo el mundo por no conseguir alcanzar un ‘cuerpo escultural’. Sin embargo, cada vez son más las personas que no esconden su figura y se han sumado al movimiento Body Positive, una corriente que trata de visibilizar la realidad y, sobre todo, favorecedor la autoestima y el amor propio.

Delgadas, gordas, musculadas, altas, bajas… En el Body Positive todas las personas y cuerpos son bienvenidos, sin importar el color de piel ni la cifra que marque la báscula. Este movimiento nos empuja a amar nuestras imperfecciones, como estrías, celulitis, marcas, pecas o kilos de más, que habitualmente intentamos esconder bajo la ropa. Afortunadamente, son muchos los rostros conocidos y marcas de diferentes sectores que se han sentido identificadas con este concepto y han utilizado su posición para actuar como altavoz.

Moda y belleza para todos

Rihanna es una de las estrellas que han celebrado la diversidad, así como la belleza natural. La diva de Barbados se ha consagrado como un referente en el mundo de la cosmética con Fenty Beauty, una línea de maquillaje con 40 tonos de base para todas las razas y estilos. Además, la cantante de Umbrella también realizó su incursión en la industria de la moda. Se desligó de lo que habitualmente vemos sobre las pasarelas con Fenty x Savage, una completa firma de lencería para que todas las mujeres se sientan seguras de su belleza, tanto por dentro como por fuera.

 

No obstante, las marcas lideradas por la intérprete de We Found Love no son las únicas que se han hermandado con el Body Positive. ASOS fue una de las primeras en sumarse a la revolución textil con diferentes colecciones creadas para satisfacer las necesidades de todo su público: ASOS Curve, ASOS Tall, ASOS Petite y la colección regular. Algo que también hizo Mango en 2013 con el lanzamiento de Violeta by Mango. Se trata de una línea ideada para mujeres con curvas (y sin complejos) que lleva las tendencias más allá de la 36 y que se suma al imperio de la cadena catalana. Por otro lado, H&M fue una de las marcas fast fashion que antes comenzó su incursión en el Body Positive a través de sus campañas de ropa, en las que mostraba a mujeres de diferentes siluetas y formas. Las tallas de las prendas de la popular cadena sueca van de la 34 hasta la 54.

El sector deportivo tampoco se ha quedado atrás. Nike, uno de los referentes de esta esfera, ha dado un paso al frente con la fabricación de prendas sporty que se adaptan a todas las figuras, asegurando la comodidad y funcionalidad de toda su audiencia. En una nueva apuesta por la naturalidad, la marca estadounidense llegó a incluir a una modelo con vello en las axilas en una de sus últimas campañas. Algo que, como era de esperar, generó un gran revuelo en la Red.

 

Vía: mx.hola.com