12 Reglas de Etiqueta para una Comida de Negocios

Por favor y gracias: Es muy básico, pero parece que no siempre es recordado. Evita las quejas o escándalos por detalles mínimos.

Ritmo: Si tu invitado ordena una entrada o un postre, evita que coma solo y se sienta incómodo. Pide los mismos tiempos, pero tampoco te ataques de comida.

El pan: No utilices los cuchillos para cortar el pan, lo mejor es que lo hagas con la mano y por pedazos pequeños.

Dientes: Si algún resto de comida se atoró en los dientes mejor acude al baño. No utilices palillos de madera o los dedos.

Escupir: Si por alguna razón tu comida contiene algo que te desagrada, utiliza el índice y el pulgar izquierdo para retirar ese pedazo de la boca y colócalo debajo de una hoja de lechuga. Si esto no es posible, mejor acude al baño.

La silla: En el entorno de negocios evita jalar la silla a algún asistente para que se siente, independientemente del género. Cada quien es capaz, tanto hombre como mujeres” de sentarse por sí solos.

Las servilletas: En los restaurantes suelen haber servilletas de tela. Estas son exclusivamente para limpiar la boca, no trates de sonarte la nariz con ellas.

El teléfono: También parece repetitivo, pero evita utilizar tus dispositivos móviles en la mesa y, sobre todo, tomar fotos a la comida.

La regla BMW: Bread, Meal y Water es el orden en el que deben ir los alimentos. El pan y la mantequilla van a la izquierda, la comida en medio y el agua a la derecha.

Los platos: Cuando termines tus porciones mantén los platos en el mismo lugar. No los apiles o los empujes al centro de la mesa.

Para llevar: Estás en ese lugar por negocios, no para llevar el “itacate” del camino. No pidas lo sobrante para llevar.

El anfitrión paga: Esa persona fue la que te invitó, así que por más que quieras evita ofrecerte a pagar. En esta regla, el rol de géneros también desaparece.

esta